En 2021, la empatía está emergiendo como un rasgo clave de liderazgo, ofreciendo una ruta hacia negocios más productivos e innovadores. Y si bien las diferentes culturas tienen diferentes enfoques para el liderazgo empático, existen pasos prácticos que cualquier empresa puede tomar para desarrollar la empatía dentro de sus equipos.

En los últimos 18 meses, todos hemos tenido motivos para ser más empáticos, en nuestra vida familiar, con nuestros colegas y hacia nuestras comunidades. Y los líderes empresariales se han enfrentado a imperativos de empatía en sus funciones, ya que la colaboración física ha sido sustituida por la interacción virtual, y el personal se ha visto sometido a un estrés sin precedentes, lo que ha exigido un conjunto de habilidades de liderazgo alterado y más flexible.

Tras el brote de COVID-19, organizaciones de todo el mundo han reconocido la importancia de la empatía en el lugar de trabajo. Los resultados de la investigación 2021 International Business Report (IBR) de Grant Thornton Internacional, reflejan la aparición de la empatía como un rasgo de liderazgo valorado, ya que el 22% de los líderes mundiales del mercado medio la citan como la más importante para 2021 y más allá.

“Sabemos que una fuerza laboral feliz y saludable es una fuerza laboral productiva y rentable. También sabemos que antes del COVID-19, uno de cada cuatro de nosotros habría sido afectado por una condición de salud mental en algún momento. Esto se ha acelerado ”, señala Susie Crowder , directora de asesoría de capital humano de Grant Thornton Channel Islands.

“Los líderes empáticos serán conscientes de cómo se siente su gente como resultado de los cambios que han pasado las empresas y su gente, y los apoyarán activamente”.

Pero mientras que la empatía en las relaciones personales suele ser instintiva, la forma en que se manifiesta en un entorno empresarial es menos evidente. Una extensión de la inteligencia emocional, el liderazgo empático es la capacidad de ser compasivo y de conectar profundamente a través de una demostración de interés sincero. Esto puede lograrse estando presente, escuchando y dedicando tiempo a tomar conciencia de los sentimientos y pensamientos de otra persona.

Lo más importante es que ser empático no significa estar siempre de acuerdo con otro punto de vista. La clave del liderazgo empático es estar dispuesto a comprender cómo puede experimentar otra persona un acontecimiento o una situación sin juzgarla ni hacer suposiciones, permitiéndole sentirse segura y comprendida.

“Para ser verdaderamente empático, las personas deben, además de comprender a los demás, responder adecuadamente a los sentimientos de los demás”, dice Isabel Perea , socia de auditoría de Grant Thornton España.

El liderazgo empático también significa expresar su comprensión de los contextos, experiencias y sentimientos de los demás.

“La empatía en el liderazgo, la habilidad o capacidad para comprender el marco de referencia de otra persona, es absolutamente un factor que distingue entre un buen líder y un gran líder”, explica Joy Taylor , directora general nacional de transformación operativa y organizativa de Grant Thornton US.

 

Mejores negocios a través de la empatía

Aunque la empatía es difícil de cuantificar en sí misma, los beneficios empresariales del liderazgo empático son tangibles. Entre los líderes de las empresas del mercado medio que aumentaron su plantilla en al menos un 5% en 2020, la empatía fue más importante que la media mundial, con un 25% que la citó como una habilidad de liderazgo clave. También obtuvo una buena puntuación entre los que aumentaron las exportaciones y los ingresos durante el apogeo de la pandemia.

Aquellas empresas con una cultura que trata a su gente como el activo más importante son propensas a tener líderes más empáticos, añade Crowder. "Esto se refleja en sus valores corporativos y en su forma de hacer negocios. Los que fracasan en esto verán un declive en el compromiso, la motivación y el rendimiento y, de hecho, en última instancia, en la cuenta de resultados."  

La empatía está directamente relacionada con el rendimiento laboral de los directivos, según el informe del Centro para el Liderazgo Creativo, Empathy in the Workplace: A Tool for Effective Leadership, en el que la emoción empática, valorada por los subordinados de un líder, predice sistemáticamente las calificaciones positivas de rendimiento del jefe de ese líder. Por el contrario, la falta de empatía en la alta dirección puede dar lugar a resultados empresariales negativos. Una investigación realizada por la Universidad de Gestión de Singapur descubrió que los mandos intermedios y bajos mostraban menos lealtad a la empresa y menos inversión en el trabajo cuando los altos cargos no demostraban empatía.

Uno de los resultados de un entorno empático es el aumento de la innovación. Las personas se sienten más capacitadas para experimentar cuando cuentan con el apoyo de líderes que les permiten probar y aprender sin miedo al fracaso.

“Liderar con el ejemplo, en lugar de liderar siempre desde el frente, ayuda a las personas a sentirse más empoderadas para compartir libremente sus ideas, reconociendo que son escuchadas, vistas y apreciadas por sus contribuciones”, dice Dave Dunckley , director ejecutivo de Grant Thornton Reino Unido.

Y el liderazgo empático es clave para atraer, nutrir y retener el talento.

“Se debe promover la empatía si se quiere atraer y mantener a los mejores y más brillantes”, dice Taylor. "No lo olvidemos, no puedes ser un líder si nadie está dispuesto a seguirte".

 

Cultura empresarial - Un mundo de diferencias

Con el impacto de la pandemia y los cambios sociales más amplios, las habilidades tradicionalmente percibidas como "más blandas" están pasando a primer plano.

A pesar de estos beneficios, la cultura empresarial local tiene un impacto significativo en el peso que tiene el liderazgo empático. En la investigación regional de Grant Thornton, el 10% de los encuestados en África citó la empatía como uno de los rasgos de liderazgo más importantes, mientras que en APAC y América del Norte, esa cifra se elevó al 21%. Un 26% de los altos directivos de la UE calificaron la empatía como lo más importante, mientras que América Latina obtuvo el mayor índice de respuestas positivas, con un 32%.

¿QUÉ SE PUEDE HACER?

Pasos prácticos para un liderazgo empático

Empathy in the Workplace, que encuestó a líderes de 38 países, descubrió que la relación entre la empatía y el rendimiento del liderazgo es más marcada en las culturas con una jerarquía empresarial tradicional, donde el poder estratificado sustenta el orden social. China, Egipto, Polonia y Nueva Zelanda siguen este modelo. En estos países, la capacidad de salvar la rígida jerarquía con empatía crea un clima de protección y apoyo, lo que se traduce en un mejor rendimiento laboral.

El tamaño importa cuando se trata de un liderazgo empático

El tamaño de la empresa también influye en su enfoque del liderazgo empático. El estudio del IBR demostró que las empresas más grandes hacen más hincapié en la necesidad de la empatía, quizás porque es más difícil de mantener a medida que los equipos y las unidades de negocio aumentan de tamaño, y las interacciones con los subordinados directos se vuelven distantes o irregulares.

Mientras el negocio crece, también aumenta la necesidad de mantener la conexión entre los líderes y su gente, concluye Perea: "El valor de nuestra plantilla reside en nuestros equipos, en nuestra gente, y en fomentar relaciones auténticas guiadas por los valores de la empresa."

¿Qué significa la empatía en la práctica? "Para mí", explica Dunckley, "ser un líder empático consiste en tomarse el tiempo necesario para escuchar, reproducir lo que has oído, actuar en función de los comentarios, proporcionar apoyo y comunicarlo a toda la organización para definir claramente tus valores y expectativas".

“El liderazgo empático requiere que salgas de tus propias emociones para ver las cosas desde la perspectiva de los demás. Como dice Alfred Adler, 'ver con los ojos de otro, escuchar con los oídos de otro y sentir con el corazón de otro' ”. Comenta, Ngozi Ogwo, directora ejecutiva de Grant Thornton Nigeria.

 

Por: Susie Crowder, Isabel Perea, Ngozi Angela Ogwo, Joy Taylor, Dave Dunckley

 

- El Informe de Negocios Internacionales (IBR) de Grant Thornton encuesta a casi 10.000 empresas de 29 economías. 

 

Grant Thornton International Ltd

También te puede interesar Expectativas en el transporte de mercaderías: un sorprendente aumento de las ambiciones internacionales Ingresa acá
También te puede interesar OCDE / G20 emite declaración sobre cambios fiscales internacionales Ingresa acá